Temas sociales en ficción

La literatura de ficción está plagada de temas sociales. Tomemos, por ejemplo, el caso del racismo.

La vida de los “niggers”, su sufrimiento, el desprecio al que han sido sometidos encuentran un espacio en cuentos y novelas de distintas épocas.

Pensemos en la literatura del sur de EEUU, una región signada por el horror de la segregación racial desde fines del siglo XIX hasta mediados del XX. Los códigos negros, Jim Crow y los infames carteles que con una sola palabra “colored” mandaban a la gente de color a beber agua de otro botellón, a esperar el tren en otro “waiting room” o a sentarse solo donde le correspondía.

Pensemos en Flannery O’ Connor. Muchos personajes son el fiel reflejo de esa época: Old Dudley, el anciano de “El Geranio”, está preocupado por el vecino nigger de su hija y por esa actitud tan propia de ellos

The door to the nigger’s apartment was open and he could see a woman sitting in a chair by the window. “Yankee niggers,” he muttered. She had on rimless glasses and there was a book in her lap. Niggers don’t think they’re dressed up till they got on glasses, Old Dudley thought. He remembered Lutish’s glasses. She had saved up thirteen dollars to buy them. Then she went to the doctor and asked him to look at her eyes and tell her how thick to get the glasses. He made her look at animals’ pictures through a mirror and he stuck a light through her eyes and looked in her head. Then he said she didn’t need any glasses. She was so mad she burned the corn bread three days in a row, but she bought her some glasses anyway at the ten-cent store. They didn’t cost her but $I.98 and she wore them every Saddey. “That was niggers,” Old Dudley chuckled.

O el propio Rayber, un profesor que se muestra defensor de un candidato progresista y de la igualdad racial, queda perplejo ante la ingrata pregunta de su barbero: You a nigger-lover? Pregunta que es hecha frente a su empleado de color, como si nada de esto podría afectarle.

Por sobre las cuestiones sociales que estos textos incorporan, existe otro aspecto a tener en cuento al momento de escribir: los personajes nunca deben ser indiferentes a los temas sociales. Es esencial esa interacción entre los personajes y el social setting. Podrá estar a favor, apoyar la discriminación, como lo hacía el barbero de Flannery, o podrá ser un activista que luche por una sociedad más igualitaria.

Pero nunca serán indiferentes.

Anuncios

Un comentario en “Temas sociales en ficción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s